Por Forbes

La plataforma de música en streaming Spotify comenzará a ponerse serio en comprobar que todos los miembros de una suscripción familiar realmente vivan en el mismo domicilio. Y por ello comenzará a vigilar que esta nueva ‘regla’ sea cumplida a partir del 10 de octubre.

La aplicación ha comenzado a enviar correos para notificar a sus usuarios que los nuevos términos y condiciones para dicha suscripción cambiarán. En el comunicado Spotify afirma que de manera aleatoria solicitará la verificación de domicilio, utilizando como herramienta Google Maps para confirmar la ubicación de los usuarios. 

De acuerdo con los nuevos términos: “Spotify se reserva el derecho a rescindir o suspender el acceso al servicio del plan familiar de Spotify Premium de inmediato y en cualquier momento, si no cumple con los criterios de idoneidad”.

Sin embargo, la información no queda completamente clara, pues a ciencia cierta no se sabe si el usuario tendrá la posibilidad de que en cada verificación usar el cajón de direcciones de Google o si Spotify podrá tener acceso a la ubicación del usuario en cualquier momento. 

Puedes encontrar el texto original AQUÍ.