Por Fredo Godínez  

La generación que creció a la par que la Generación del Boom latinoamericano ganaba su lugar en la Historia de la Literatura, se acostumbró a leer un tipo de novela latinoamericana: carnavalesca, histórica, fantástica, vanguardista; otros se cerrarían a definirla exclusivamente como una generación creadora del realismo mágico.

Luego vinieron unas generaciones que buscaron romper un poco con esa tradición y apelaron a una especie de universalidad: McOndo y Crack; escritores que apostaron por escribir de cualquier tema sin importar si histórica o geográficamente les “correspondía”, así como por crear historias que, a pesar de acontecer en alguna otra parte del mundo, generaran la sensación de estar ocurriendo a la vuelta de la esquina de tu casa. 

Luego vino una generación que ha tenido la necesidad de generar historias más íntimas, más personales y con demasiada entraña. Una generación que también ha tenido la inquietud por conocer todo aquello que los antecedió y cómo ha afectado o no su entorno; una generación que busca conocer la Historia de su país de residencia y el papel que su apellido pudo o no jugar en la ésta. 

Dejarás la tierra de Renato Cisneros es una novela personal y al mismo tiempo histórica; es la radiografía narrativa de un viaje que el autor emprendió al pasado para buscar romper el silencio y conocer/descifrar el secreto que su familia ha guardado durante doscientos años; este retorno al pasado es también una especie de reconstrucción de algunos episodios históricos de Perú. 

Renato Cisneros entrega una novela muy latinoamericana, pero al mismo tiempo muy universal e íntima. A lo largo de trescientas treintaicuatro páginas, Renato recurre a una estructura que podría remitirnos al Boom, pero por la tonalidad de las voces y la intimidad del relato nos recuerda que estamos ante una historia que es todo menos mágica, fantástica o ficticia; sino real, propia y universal. Aquí no hay personajes inventados, más bien son rescatados del olvido y conforme uno avanza en la historia, el lector podrá percatarse que cada uno de los protagonistas -directa o indirectamente- forjaron la historia de un pueblo y por ende de un país: Perú. Dejarás la tierra es una especie de fotografía narrativa de patriarcas disminuidos y de mujeres empoderadas que buscaban sacudirse el peso de su tiempo. 

Dejarás la tierra es un recordatorio de que toda familia oculta algún episodio de su historia y que, nos guste o no, todo lo visible o invisible contribuye a la construcción de nuestra identidad. Somos lo que conocemos y lo que ignoramos. 

Te recomendamos: Cómo Piensan Las Piedras (un viaje al chiclocentro de Brenda Lozano)