Por Dorsia Staff

La investigación y el análisis que lleva a cabo el Laboratorio de Análisis Socioterritorial, del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” (ICSyH) de la BUAP, ha permitido crear un proyecto que busca mejorar la movilidad de los estudiantes que utilizan el Sistema de Transporte Universitario (STU) y que llega a más de 200 puntos de la ciudad, todo esto en coordinación con la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE).

Todos los días, cientos de alumnos, docentes y personal administrativo recurren a los servicios que ofrece el STU para trasladarse a diferentes sedes universitarias. No obstante, como cualquier sistema de transporte, existen horarios en los que la carga vehicular aumenta, lo que puede ocasionar retrasos o saturación en el sistema.

Es por eso que este proyecto hace énfasis en la importancia de atender las demandas de la comunidad universitaria, tomando en cuenta que la movilidad no solo implica el transporte, también al usuario y al peatón, porque todos los actores en conjunto participan en el uso potencial de un espacio en común.

Análisis de datos en tiempo real

Para detallar el proyecto, el director del ICSyH, Francisco Vélez Pliego, mencionó que la propuesta se sustenta en la investigación que realiza el Laboratorio de Análisis Socioterritorial, donde el trabajo del maestro Isaac Espinosa Torres ha sido de vital importancia.

El investigador refiere que para obtener el registro de la actividad cotidiana del STU se diseñó un dispositivo para el monitoreo de la unidad. La información obtenida permitió conocer la operación de este medio de transporte, así como su capacidad.

“Si la unidad tiene 40 lugares y si en ciertas paradas están subiendo y bajando alumnos, sabemos en qué tramo de la ruta ese autobús está saturado, eso nos permite conocer sí esa ruta a determinada hora requerirá más unidades para cubrir la demanda de transporte”, añadió Vélez Pliego.

Otro de los propósitos que se plantearon para este proyecto, dijo, fue el desarrollo de una aplicación (app), a través de la cual el usuario puede acceder a datos sobre la localización de la unidad, el tiempo de espera, la parada más cercana, entre otros detalles que le permitirán tomar la mejor decisión para su viaje.

La vinculación con Electrónica

Una vez que obtuvieron el prototipo este fue llevado a la Facultad de Ciencias de la Electrónica para establecer una colaboración que permitiera mejorar el diseño y las funciones del dispositivo además del ensamble e instalación.

“Les llevamos la propuesta y nos hicieron observaciones, en este momento trabajamos con ellos y en cuanto esté operando vamos a pasar a la siguiente fase que es liberar la app y ponerla a disposición de los alumnos de la Universidad que utilizan el transporte universitario, el cual asciende a unas 70 unidades”, indicó el doctor Vélez Pliego.

Por su parte, el maestro Nicolás Quiroz Hernández, coordinador del Laboratorio SLED ─un espacio de la FCE donde se desarrollan prototipos electrónicos─, destacó que este sistema funciona a través de dos módulos de censado que registran el número de estudiantes que suben y descienden del transporte universitario.

Esos contadores son inalámbricos y transmiten a un módulo central, colocado en el autobús, la información de cuántos estudiantes hay dentro.

Quiroz Hernández señaló que la unidad lleva también un sensor GPS y los datos que se recolectan se transmiten hacia la app para que el Instituto pueda visualizar en tiempo real la información de cuántos estudiantes suben, el tiempo de recorrido de la ruta, dónde se encuentra el autobús y dónde existe mayor demanda del servicio.

“Sí se probó, de hecho la ventaja de esto es que no utilizamos una infraestructura tan sofisticada, sino con elementos sencillos pudimos hacer ese proyecto. El conteo que se puede enviar a través de la nube para que una persona haga el monitoreo y pueda tener los datos en tiempo real”.

De esta forma, gracias a la coordinación entre Ciencias Sociales y Humanidades y Ciencias Naturales y Exactas y a la infraestructura de los laboratorios de Análisis Socioterritorial y de SLED, se fortalece la vinculación social de la universidad, a través de la transferencia y aplicación del conocimiento, mediante un sistema que garantiza mejorar la movilidad de los usuarios del transporte universitario.

Actualmente el STU llega a más de 200 puntos de la ciudad, haciendo recorridos en Cuautlancingo, la CAPU, Maravillas, Amalucan, el CCU, los Héroes, San Ramón, el Bachillerato 5 de Mayo, preparatoria Lázaro Cárdenas, Ecocampus Valsequillo y Medicina-Vía Atlixcáyotl.