La estrella de “Glee“, Naya Rivera, murió ahogada accidentalmente, dijo el martes el médico forense del condado de Ventura tras la recuperación de su cuerpo de un lago cerca de Los Ángeles.

Rivera, de 33 años, fue encontrada en el lago el lunes, cinco días después de desaparecer en un viaje en bote con su hijo. El informe del médico forense dijo que no había indicios de que las drogas o el alcohol hayan jugado un papel en su muerte.

Rivera interpretó a la animadora Santana López en la popular serie musical sobre un coro de secundaria que se desarrolló entre 2009 y 2015.

Su cuerpo fue recuperado el lunes en el lago Piru, cerca de la superficie del agua, en un área donde se encontró el bote, que tenía entre 35 y 60 pies de profundidad (11-18 m) y con maleza y árboles bajo el agua, dijeron las autoridades.

El hijo de cuatro años de Rivera, Josey, quien fue descubierto solo y durmiendo en el bote, dijo a las autoridades que él y su madre habían ido a nadar al lago, un depósito recreativo a unas 50 millas (80.47 km) al norte del centro de Los Ángeles.

Los funcionarios del sheriff a cargo de la búsqueda dijeron el lunes que no estaba claro lo que sucedió, pero que el hijo de Rivera le había dicho a los investigadores que su madre lo empujó de regreso al bote, pero que no volvió a entrar. Además, Rivera no llevaba chaleco salvavidas.