Una amenaza llegó de oriente. Una amenaza que se volvió realidad.

La realidad más insospechada en este siglo, en donde el hombre creía estar por encima de todo, donde creía dominarlo todo.

A partir de entonces no se habla de otra cosa: COVID-19.

El encierro no es una forma de muerte. Dentro hay mundos inexplorados. En la cocina hay vida extraterrestre: cualquier tomate podrido es un microcosmos.

Los comedores son el mejor lugar para hacer yoga. En la bañera se ha perdido un reino.

Hay hombres que son mejores si los imaginamos.

El chocolate nunca ha sabido mejor que en una clase de spinning.

Hay cuarentenas que son mejor que la vida.