Por Dorsia Staff

En los últimos años, en el Hospital Universitario de Puebla (HUP) se han realizado avances significativos que marcan un precedente en el estado y la región. Tal es el caso de la modernización de infraestructura y adquisición de equipo médico para mejorar la atención de derechohabientes y público en general. Asimismo, en esta búsqueda de la excelencia, se convirtió en un centro de enseñanza para la formación de recursos humanos del más alto nivel.

Así lo demuestran los cuatro programas de especialidades médicas de la Facultad de Medicina, cuya sede es el HUP, los cuales están adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Son las especialidades en Cirugía General, en Ginecología y Obstetricia, en Alergia e Inmunología Clínica y en Anestesiología. Esta última, en fechas recientes renovó su permanencia en el PNPC, en el nivel de posgrado Consolidado, con una vigencia de tres años, por lo cual proporciona a los residentes una formación amplia y sólida en este campo de la Medicina, con una alta capacidad para el ejercicio profesional.

Además, el HUP es el espacio clínico de las especialidades en Cirugía Maxilofacial, en Imagenología Diagnóstica y Terapéutica, en Medicina Interna, en Pediatría y en Traumatología y Ortopedia.

Hospital Universitario, un espacio de formación de recursos humanos de alto nivel

Profesionales competentes

Las especialidades en Alergia e Inmunología Clínica y en Anestesiología forman parte de los siete programas académicos de la BUAP que en esta ocasión fueron evaluados por Conacyt y su permanencia fue ratificada en el PNPC. Estos planes de estudio se suman a los 67 dentro de este padrón, de un total de 90 que conforman la oferta educativa de la Institución en posgrado.

La Especialidad en Anestesiología es una de las más antiguas, fue creada en 1970 y en 2012 ingresó al PNPC. “La reciente evaluación nos demuestra que tenemos un nivel muy consolidado. La calificación que obtuvo fue excelente y cumplimos con las recomendaciones realizadas por pares académicos. Esto significa que estamos formando recursos humanos de calidad para la atención de la salud, por lo que la meta en la próxima evaluación de Conacyt es buscar el nivel de Competencia Internacional”, aseguró Silvia Zepeda Olivera, coordinadora de este programa académico.

De ahí que sus egresados se encuentran laborando en nosocomios de segundo y tercer nivel, públicos o privados, como el Instituto Nacional de Cancerología y los hospitales General de Nuevo León y del Niño Poblano. Además, casi el 40 por ciento de los graduados ingresa a una subespecialidad en este campo del conocimiento en diferentes centros médicos.

Este indicador da cuenta de la labor del HUP como centro formador, el cual durante su trayectoria ha capacitado residentes de alto nivel académico. “Lo anterior es posible ya que dispone de infraestructura, equipamiento médico y medicamentos que permiten el desarrollo de este programa”.

La maestra Silvia Zepeda Olivera destacó que la Especialidad en Anestesiología integra los tres niveles de formación orientados a una atención de calidad: teórico y práctico, en ambos los residentes adquieren habilidades y destrezas para realizar en tiempo y forma su especialidad; así como un nivel de investigación a través del Cuerpo Académico de Anestesiología.

Este plan de estudios tiene una orientación profesionalizante y una duración de tres años. Sus líneas de investigación son “Valoración y abordaje de vía aérea difícil con técnica convencional y aditamentos”, “Farmacología” y “Calidad en la anestesia”.

En nueve cuatrimestres los residentes adquieren diversos conocimientos y habilidades; por ejemplo, las técnicas seguras en la valoración preoperatoria de pacientes, el procedimiento anestésico y manejo del dolor agudo postoperatorio; así como valoración e interpretación de las diferentes enfermedades que aquejan al paciente quirúrgico.

Por su parte, el año pasado el servicio de Alergia e Inmunología Clínica del HUP obtuvo el primer lugar como sede formadora de estos especialistas de 13 centros formadores en el país, entre estos los hospitales de Especialidades CMN La Raza y Regional Dr. Valentín Gómez Farías.

Este logro da muestra de una educación de calidad y un programa académico sólido, cuya fortaleza se centra en la generación de conocimientos, a través de la investigación en dos líneas de trabajo: Diagnóstico de enfermedades alérgicas y Tratamiento de las enfermedades alérgicas.

Hospital Universitario, un espacio de formación de recursos humanos de alto nivel

Encerrados y desnudos