El actor Matthew McConaughey hizo un fuerte llamado el martes en la Casa Blanca a la «responsabilidad con las armas» tras la masacre en una escuela primaria en su ciudad natal de Uvalde, Texas.

«Estamos en una ventana de oportunidad en este momento en la que no habíamos estado antes, una ventana en la que parece que un cambio real, un cambio real puede suceder», dijo McConaughey, de 52 años, a los periodistas.

McConaughey, quien visitó Uvalde y se reunió con las familias de las víctimas después de que 19 niños y dos maestras fueran asesinados a tiros el 24 de mayo, habló de manera emotiva sobre algunos de los escolares que murieron.

Mostró un dibujo colorido hecho por Alithia Ramírez, una niña de 10 años que quería asistir a la escuela de arte en París algún día.

McConaughey también señaló un par de zapatillas Converse verdes que sostenía su esposa, la modelo brasileña Camila Alves, y que pertenecían a otra de las víctimas, Maite Rodríguez.

«Unas Converse verdes con un corazón en el dedo del pie derecho», dijo McConaughey. «Son las mismas Converse verdes en sus pies que resultaron ser la única evidencia clara que podría identificarla después del tiroteo».

«¿Qué me dicen de eso?», se preguntó, golpeando el atril de la sala de prensa de la Casa Blanca.

McConaughey, quien se reunió con el presidente Joe Biden y miembros del Congreso antes de hablar con los periodistas acreditados en la Casa Blanca, dijo que las familias de las víctimas le dijeron que querían que «su pérdida importara».

«Quieren que los sueños de sus hijos sigan vivos», afirmó.

«Consolamos a mucha gente», contó el actor. «¿Y saben lo que decían todos? ‘Queremos escuelas seguras y fuera de peligro y queremos leyes sobre armas que no faciliten que los malos obtengan estas malditas armas’».

«Necesitamos invertir en atención de la salud mental. Necesitamos escuelas más seguras», insistió McConaughey. «Necesitamos restaurar nuestros valores estadounidenses y necesitamos una posesión responsable de armas».

«Necesitamos verificaciones de antecedentes», continuó. «Necesitamos aumentar a 21 años la edad mínima para comprar un rifle AR-15».

«Problema de preservación de la vida»

McConaughey, quien ganó un Oscar al mejor actor en 2014 por la película «Dallas Buyers Club: El club de los desahuciados», y ha coqueteado con la idea de postularse para gobernador de Texas, dijo que el tema de las armas debería ser un «asunto no partidista».

«Con lo dividido que está nuestro país, el tema de la responsabilidad de las armas es uno en el que estamos todos de acuerdo», aseguró.

«No hay algo demócrata o republicano en un solo acto de estos pistoleros», dijo.

«¿Pueden ambas partes ver más allá del problema político y admitir que tenemos un problema de preservación de la vida?», enfatizó.

La violencia armada es común en Estados Unidos, pero la conmoción nacional por los recientes tiroteos masivos en la escuela en Uvalde y días antes en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York, ha vuelto a generar llamados a la acción.

El senador demócrata Chris Murphy ha estado trabajando con un grupo bipartidista de senadores en una reforma sobre la posesión y uso de armas, algo complicado dado que muchos republicanos rechazan habitualmente la mayoría de las formas de control de armas.

Una encuesta reciente de CBS News/YouGov halló que el 62% de los estadounidenses respalda una prohibición a nivel nacional de los rifles semiautomáticos.

El apoyo es aún mayor para las verificaciones de antecedentes de todos los compradores de armas (81%).

La violencia con armas de fuego en Estados Unidos ha matado a más de 18.000 personas en lo que va de 2022, incluidos casi 10.300 suicidios, según la ONG Gun Violence Archive.