La edición 93 de los Óscars, el premio más importante del cine, fue pospuesta ocho semanas, hasta el 25 de abril, después de que la pandemia del nuevo coronavirus obligara a cerrar salas de cine y causara estragos en el calendario de estrenos en Hollywood, informó la Academia.

Con los estrenos de las películas de los grandes estudios y de los independientes y de autor retrasados hasta la reapertura de las salas, la fecha límite para las películas elegibles para el galardón se extendió del 31 de diciembre de 2020 al 28 de febrero de 2021.

“Nuestra esperanza, al extender el período de elegibilidad y la fecha de entrega de los premios es proporcionar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar y estrenar sus películas sin ser penalizados por algo que está fuera del control de todos”, dijo el presidente de la Academia del cine de Estados Unidos, David Rubin, y su directora ejecutiva, Dawn Hudson.