Por Dorsia Staff

Este miércoles comenzó a tomar fuerza la historia de dos perros que, por accidente, cayeron al enorme socavón que se formó en la comunidad de Santa María Zacatepec y que desde su formación el pasado 29 de mayo no ha parado de crecer.

Uno de los canes, de nombre Spay, es un pitbull de ocho meses de edad, que corría cerca de la orilla con otro perro. Ambos cayeron al socavón el día lunes mientras jugaban en la zona.

Sin embargo, a pesar de que pobladores y los dueños de los animales solicitaron el apoyo de Protección Civil, el rescate de los canes sigue siendo tema de discusión, pues las condiciones del terreno pondrían en riesgo a personal humano.

Ana Lucía Hill Mayoral, titular de la Secretaría de Gobernación de Puebla, detalló que las maniobras de rescate serían muy complejas por poner en peligro a rescatistas y pidió a la población no arriesgarse de forma innecesaria para tratar de recuperar a los dos perros.

“Los perritos que cayeron al socavón y que están ahí capturados en la imagen se está valorando la posibilidad de llevar a acabo una acción de rescate, pero es muy complicado debido al riesgo que representa para los rescatistas. En el mundo de las emergencias y los desastres hay una máxima, nunca poner en riesgo la vida de una persona”, precisó la funcionaria.

Organizaciones esperan luz verde del gobierno

En tanto, la Unidad de Rescate y Soporte Vital Animal (URSVA) dijo que cuenta con personal capacitado para efectuar el rescate de las mascotas sin poner en riesgo vidas humanas, por lo que solicitó autorización del gobierno de Puebla.

“Una vez confirmada la presencia de ambos, hay especialistas en rescate técnico  de diversas corporaciones dispuestos a unir fuerzas y equipo para la extracción estratégica de ambos canideos con estrictas medidas de seguridad”, comentó la organización una vez que comenzó a circular un video donde se aprecian los dos perros al fondo del socavón y en buenas condiciones.