Por Carlos Meza Viveros

Para el Gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.
Con todo mi afecto y solidaridad.

El día de ayer el periodista Salvador García Soto, publicó en el periódico “El Universal” una columna relacionada con la reforma judicial en donde según su parecer se quiere el control de jueces estatales.

La parte medular de la entrega de García Soto la transcribo a continuación, cito textual:

“…La molestia del presidente Andrés Manuel López Obrador con los jueces, especialmente con los del fuero local adscritos al Poder Judicial de cada estado, es fuerte.

La revisión de expedientes sobre manejos irregulares en los juzgados estatales, donde jueces locales de una entidad dan fallos en otros estados fuera de su jurisdicción; o que muchos de esos juzgadores decidan no vincular a proceso a criminales acusados de delincuencia organizada, han causado que desde Palacio Nacional se pida a los senadores de Morena analizar si en el paquete de reforma judicial, que ya está en el Senado, se puede cambiar la Constitución para que la justicia local pase a estar supeditada y controlada por la Federación.

Este añadido al paquete de reformas judiciales sería de gran calado, porque impacta la relación entre la Federación y los estados, de los que depende actualmente el Poder Judicial local; pero el argumento del presidente para buscar esa modificación constitucional es “meter orden en foco de corrupción en que se han convertido los sistemas de justicia estatales” y para ello se quiere aprovechar la reforma al Poder Judicial Federal que se presentó la semana pasada y que tuvo una muy buena recepción por académicos y abogados.

Los cálculos políticos que se hacen en el gobierno federal parten de que Morena y su coordinador Ricardo Monreal podrían reunir los votos suficientes en el Senado para hacer las adecuaciones correspondientes.

Pero es un hecho que meterle mano desde la Constitución y las leyes federales a los Poderes Judiciales locales, es algo que tendría que consensuarse primero con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, pues se trataría de una reforma que aumentaría notablemente la carga de trabajo para el Poder Judicial Federal…”

Por mi parte, y en reproches pertinaces a las propuestas de Rafael Moreno Valle y posteriormente de Tony Gali, en dos mil dieciséis, dediqué una columna sobre una promesa incumplida del malogrado ex senador de la República, columna que hoy sigue vigente dada la mala fama del Poder Judicial que trasciende a nivel nacional y que encabeza Héctor Sánchez  Sánchez, a quien reto a un debate público en radio o televisión para demostrar sus nimios conocimientos de derecho y por otra parte la gran corrupción que arrastra, el mismo personaje que el cinco de febrero me propuso que nos viéramos para “hacer muchas cosas juntos”. ¡Que Dios me libre! ¡Quien traiciona una vez traiciona toda la vida! Y sin embargo, manifiesta malestar cada vez que tengo la necesidad de acudir a los tribunales como si las instalaciones del Poder Judicial fueran de su patrimonio, y hace reuniones de salva con Magistrados enanos de su misma catadura para que investiguen cuáles son los procedimientos en los que yo intervengo y así bloquear mis temas, ¡pobre pánfilo! Retomando el tema, transcribo mi columna de noviembre de dos mil dieciséis:

“…LA DIGNIFICACIÓN DEL TSJ. UNA PROMESA INCUMPLIDA.

Para los diputados del Congreso local. En especial para la burbuja morenovallista.

“Habra licenciados en Derecho, pero abogados, muy pocos”.

Ministro Salvador Rocha Díaz. q.e.d.

Recuerdo que una de las propuestas de campaña de RMV fue la de dignificar y hacer que nuestro Poder Judicial fuera ejemplo a nivel nacional. Promesa que nunca se cumplió y que conste que entre las promesas de su campaña desde el inicio de su mandato casi todo lo ha consolidado, hasta su posible candidatura por el PAN a la presidencia de la república. Pero vamos al tema.

Al inicio del mandato de RMV, demasiado pronto sobrevinieron las jubilaciones forzadas y magistrados como mi maestro Alfredo Mendoza García, uno de los mejores magistrados que haya tenido el Poder Judicial en Puebla, mi amigo Gerardo Villar Borja, la jurista ángeles Juárez Hernández el incorruptible (como los otros) y abogado con toda la barba Leonardo Tecuapetla, así como la talentosa Monica Guarnero Vargas, dejaron el TSJ; de los otros jubilados mejor ni hablar.

Lamentablemente el gobernador saliente permitió que Piña Kurezyn, sin conocer el background de los entonces jueces, los examinara por separado y sobrevino la debacle, mindundis corruptos e ignorantes como Miranda Guerra, son un ejemplo de quien no merece estar en el cargo pero la fortuna y la gran equivocación de Enrique permitieron que alcanzara este cargo inmerecido y siga en el puesto; vinieron las recomendaciones y el pago de facturas y fueron entronizadas las magistradas Belinda Aguilar a petición de Javier López Zavala, (el propio Javier me lo confesó) y de ángees Camacho, cuyo padrino ignoro como la suya en derecho, ambas sin experiencia y mucho menos conocimientos jurídicos.

Pero la nuez de esta entrega no son los antecedentes que he dejado narrados ut supra, el peligro verdadero es que el aspirante a la presidencia de la Republica RMV, cumpla las peticiones de su minino de angora, personaje nefasto salido de las cañerías de finanzas, me refiero a Eukid Castañón sedicente jefe de los diputados de la burbuja morenovallista en el Congreso, quien hoy cabildea con su jefe, la imposición de licenciados en derecho –que no abogados– y mucho menos juristas, que al estilo de lo sucedido con Medina Mora en la SCJN pretende influir para que los votos de sus sedicentes camanduleros en el congreso se inclinen por sus recomendados.

Considero, entonces que los diputados de este congreso, solo reconocidos por su docilidad y fieles cumplidores de RMV, muchos de ellos amigos míos, no cedan ante la terna mentirosa que les envíe el gobernador saliente, en la que aparezcan funcionarios del Botadero de este sexenio, que recapaciten en la trayectoria que cada uno de sus integrantes tenga, sus antecedentes personales, su éxito o fracaso en cargos públicos, su probidad y en gran medida su capacidad incuestionable en la noble tarea de impartir justicia, de lo contrario, serán responsables de un golpe más a este TSJ a quien tanto se critica…”

Sin interés de incordiar o mandar un mensaje críptico a mi amigo Miguel, el gobernador, porque en este caso soy claro y abierto, sostengo lo que escribo, nuestro Estado ya no resiste más un tribunal prostituido hasta la médula, en donde campea la ignorancia jurídica y la corrupción; en donde debo reconocer que si bien existen juristas (jueces) de prosapia carecen de padrino y son enemigos y víctimas de amenazas del lego en derecho Héctor Sánchez, hoy queriendo chocar espadas con el que esto escribe, mandando instrucciones precisas a un preso político del morenovallismo para que exhiba la cantidad de UN MILLÓN TRESCIENTOS CINCUENTA Y SIETE MIL OCHOCIENTOS CINCUENTA Y OCHO DÓLARES en un tema en donde la voracidad del extinto Moreno Valle, Lozano Alarcón, Moya Clemente, se hicieron de vastas extensiones en un desarrollo de la zona de Atlixco y que Heinz Schneider de viva voz comentó con mi amigo el gobernador. La provocación del presidente del tribunal y sus secuaces es de salva, las herramientas del derecho, la tutela judicial, y el nuevo paradigma constitucional habrán de darme la razón en el caso que nos ocupa. No huelga recordar que la fianza que había sido fijada a mi cliente por el juez de origen fue de VEINTIOCHO MIL TRESCIENTOS CINCUENTA PESOS, y por millones de razones modificada por el misógino, golpeador e ignorante del derecho Miranda Guerra por tan estratosférica cantidad. Así que, si el miedo no anda en burro levante don Héctor el guante y escoja la estación radiofónica de su preferencia para un debate de cara al público, con lo cual de cierto dejaré en evidencia que de derecho usted sabe lo que yo conozco de comida somalí.

Dejo a salvo el nombre de Magistrados talentosos como Morales Díaz, Sánchez Zavaleta, Montiel Rodríguez, Jared Albino Soriano, Joel Roldán, Elier Martínez Ayuso, Joel Baltazar, Flores Ramos, esperando que si alguno se me escapó lo pueda enmendar en mi próxima entrega.  Espero que la reforma al poder judicial se apresure y esta panda de corruptos dejen de seguir prostituyendo este poder judicial poblano que no merece la 4T.

Lo digo sin acritud, ¡pero lo digo!