Por Notimex

Chile evitó el consumo de más de dos mil millones de bolsas plásticas, al cumplirse un año de la entrada en vigor de la ley que prohibió su uso en comercios a lo largo de todo el país, informaron las autoridades.

De acuerdo con una estimación realizada por el Ministerio del Medio Ambiente, durante el primer año de aplicación de la ley se ha evitado el consumo de unas dos mil 200 millones de bolsas plásticas tipo camiseta, equivalente a 1.2 millones de kilómetros; “es decir que con las bolsas que no se utilizaron este año se podría dar vuelta a la Tierra 30 veces”.

Desde la publicación de la ley, todo el comercio podía entregar un máximo de dos bolsas plásticas por cada compra; a los seis meses, plazo que se cumplió el domingo 3 de febrero, el gran comercio (supermercados y grandes tiendas, entre otros) tuvo prohibida la entrega de bolsas plásticas.

Las micro, pequeñas y medianas empresas pueden seguir entregando dos bolsas plásticas por compra hasta el 3 de agosto de 2020, donde para estos comercios también quedará prohibida la entrega, señaló la dependencia.

Sin embargo, anotó, ya se evidencia como las personas han adquirido el hábito de utilizar bolsas reutilizables, mochilas o carros para la feria al momento de ir a comprar.

Las bolsas de plástico, cuyo uso comenzó a popularizarse en la década de los 70, se convirtieron en uno de los artículos más cotidianos, pero también es considerado como uno de los más dañinos. A los océanos llegan unos 12 millones de toneladas de plásticos al año.

Las bolsas de plástico, de todos tamaños, hasta las más finas para alimentos, son fabricadas con polietileno o polipropileno, ambos derivados del petróleo, y aunque prácticas, baratas y livianas son de los artículos más contaminantes que se usan en menos tiempo, entre 10 a 25 minutos aproximadamente, dejando un daño incalculable.

De acuerdo con datos de Naciones Unidas, 80 por ciento de los plásticos de uso humano termina en los océanos y mares, lo que representa entre ocho y 12 millones de toneladas.

Organizaciones proambientales han denunciado que los animales quedan atrapados en las bolsas, así como aves y peces las comen y mueren al ser bloqueado su sistema digestivo.

Varios países han prohibido la producción y uso de bolsas de plástico a fin de reducir su consumo, mientras otros han optado por aplicar impuestos sobre su uso, y algunos más han establecidos acuerdos voluntarios.

Este 3 de agosto se cumplió un año desde que se publicó en el Diario Oficial la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio en todo Chile, una medida que cuenta con gran apoyo ciudadano y que fue aprobada de manera unánime en el Congreso.

Con esta ley, Chile se convirtió en el primer país de América Latina en prohibir la entrega de bolsas plásticas, pero es solo un paso de una estrategia global para promover la economía circular en el país.

Esta ley es complementaria al proceso de implementación de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que respecto del decreto que fijará metas de recolección y valorización para los envases y embalajes se hará cargo de otros materiales –y no sólo plásticos- que son de uso común por parte de la ciudadanía, los que actualmente en su mayoría no son valorizados.