El músico Ozzy Osbourne fue internado en el Hospital Keck de la University of Southern California después de sufrir complicaciones derivadas de una gripe que padece y que le obligó la semana pasada a posponer su gira europea de este invierno.

La esposa del rockero de 70 años, Sharon Osbourne, escribió este miércoles en Twitter que los médicos creen que “esta es la mejor manera de ponerlo en un camino más rápido a la recuperación”.

“Como algunos de ustedes pueden haber escuchado, Ozzy fue ingresado en el hospital después de algunas complicaciones de gripe. Sus doctores sienten que ésta es la mejor manera de conseguir en un camino más rápido a su recuperación. Gracias a todos por su preocupación y amor.”