La presión crece para la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), la cadena estadounidense de televisión NBC anunció que no emitirá la gala de los Globos de Oro el próximo año, luego de la avalancha de críticas que la organización ha recibido debido a su falta de diversidad y transparencia.

“Seguimos creyendo que la HFPA está comprometida con una reforma significativa. Pero un cambio de esta magnitud requiere tiempo y trabajo, y creemos firmemente que la HFPA necesita tiempo para hacerlo bien”, señaló NBC a través de un comunicado.

“De modo tal que NBC no transmitirá los Globos de Oro 2022”, agregó la cadena televisiva.

Te recomendamos: Tras críticas por falta de diversidad, habrá cambios en los Globos de Oro

Si los organizadores implementan su agenda de reformas, agregó la cadena televisiva, la gala se podría estar transmitiendo en 2023.

Los Globos de Oro son uno de los programas más antiguos de Hollywood, se entregan desde 1944 ostentando el segundo lugar en importancia después de los Óscar en la temporada de premios cinematográficos de Hollywood.

Junto con los Emmy son de los galardones más reconocidos en el mundo del cine y de la televisión.

La presión ejercida a la HFPA ha sido fuerte, Netflix y Amazon Studios decidieron romper con esta asociación hasta que se realicen cambios “significativos”. Por su parte Warner Bros., dirigió una carta a Ali Sar quejándose de que la agenda de reformas de la HFPA no iba “lo suficientemente lejos”.

Celebridades de la industria como Scarlett Johansson y Mark Ruffalo atacaron públicamente a la organización el fin de semana, este lunes, de acuerdo a información del portal “Deadline”, el actor Tom Cruise devolvió sus tres Globos de Oro en protesta contra dicha asociación.

Los tres Globos de Oro de Cruise fueron por sus trabajos en “Jerry Maguire”, “Magnolia” y “Nacido el cuatro de julio”.

La HFPA ha recibido críticas particularmente duras desde que Los Angeles Times reveló en febrero que no hay periodistas negros entre sus 87 miembros. Luego, Time’s Up lanzó una campaña para instar a la organización a reformarse, lo que recibió un apoyo generalizado en todo Hollywood.

El anuncio de NBC es un golpe para los Globos de Oro, cuya financiación depende en gran medida de los derechos de transmisión de la ceremonia, y algunos observadores de la industria del entretenimiento temen que no pueda sobreponerse.