«Spider-Man: No Way Home» se convirtió en la primera película en superar los mil millones de dólares de la era pandémica durante el fin de semana de Navidad, dominando la taquilla norteamericana, según estimaciones de la firma especializada Exhibitor Relations publicadas este domingo.

La última entrega de la saga del hombre araña recaudó 467,3 millones en Estados Unidos y Canadá, y 587 millones en el resto del mundo, alcanzando más de mil millones de dólares en 12 días.

Se catapultó a una velocidad solo equiparada por «Star Wars: The Force Awakens» de 2015, según la revista especializada Varietey, y lo hace pese al rápido avance de la variante ómicron, que empaña las salidas vacacionales alrededor del globo.

«Spider-Man: No Way Home» es la tercera película en la que el actor británico Tom Holland interpreta al muy popular Spider-Man.

La última entrega de Sony a la popular serie inspirada en el cómic acumuló un estimado de 81,5 millones de dólares en Norteamérica durante los tres días del fin de semana de Navidad, manteniendo su primer lugar tras lograr la tercera mayor apertura nacional de todos los tiempos, con más de 260 millones de dólares, aplastando las primeras estimaciones.

El filme solo fue superado por «Avengers: Endgame» (357 millones de dólares) y «Avengers: Infinity War» (258 millones) en los anales de los mejores estrenos, según el sitio especializado Box Office Mojo.

Con un estimado de 23,8 millones, quedó en un lejano segundo lugar «Sing 2», una película animada de Universal, llena de estrellas, que sigue a «Sing».

Venció a «The Matrix Resurrections«, de Warner Bros, donde Keanu Reeves vuelve a enfundarse el largo abrigo negro y las gafas de sol a sus 57 años. Se ubicó en tercer lugar con unos insuficientes 12 millones de dólares.

En cuarto lugar, también ganando menos de lo esperado, quedó «The King’s Man«, precuela de espionaje del siglo XX de las películas de «Kingsman», con 6,4 millones de dólares.

Y deslizándose hasta el quinto lugar durante su estreno de fin de semana, con un estimado de 6,2 millones de dólares, estuvo el largometraje de Lionsgate «American Underdog», basado en la historia real de Kurt Warner, quien pasó de las estanterías de un establecimiento de comida a la Liga Nacional de Fútbol MVP.