Por Agencia AFP

Algunas de las rutas de montaña más legendarias de los Alpes, en Europa, se han vuelto intransitables este verano debido a las olas de calor y el deshielo de los glaciares, que las vuelven demasiado peligrosas.

En verano, excursionistas y turistas suelen acudir en masa a la cadena montañosa de los Alpes para subir algunos de los picos más emblemáticos de Europa gracias a caminos muy transitados.

Pero el derretimiento de los glaciares y el deshielo del permafrost, fenómenos que los científicos atribuyen al cambio climático, han hecho que algunas rutas sean demasiado peligrosas, con repetidos desprendimientos de rocas.

«Actualmente en los Alpes, hay advertencias para unos diez picos, entre ellos los picos emblemáticos como el monte Cervino y el Mont Blanc«, declaró el secretario general de la Asociación suiza de guías de montaña, Pierre Mathey.

«Normalmente, estos cierres ocurren más bien en agosto. Pero ahora se hicieron a finales de junio e inicios de julio», subrayó.